En Clínica Pallarés llevamos más de veinte años trabajando con implantes. Por ello hemos tenido la ocasión y el privilegio de seguir la evolución de la técnica, depurada y refinada con el tiempo. Actualmente disponemos de la posibilidad de colocar los implantes con un tamaño y posición diseñados previamente con el ordenador sobre una tomografía del paciente. Esto nos otorga la posibilidad de confeccionar una férula quirúrgica que nos permite colocar los implantes si necesidad de abrir la encía, lo cual reduce el tiempo de colocación y disminuye las molestias postoperatorias.

Para facilitar ésta labor, disponemos del tomógrafo Galileos. Un exclusivo y sofisticado aparato capaz de tomar radiografías tridimensionales (TAC) con una gran precisión y con una radiación un 90% menor que lo tomógrafos hospitalarios.

Perdida ósea vertical por un problema periodontal que causa movilidad por disminución de soporte y finalmente pérdida del diente.

Perdida de un incisivo central superior izquierdo.

Aspecto radiográfico una vez completada la regeneración ósea.

Colocación de un implante para conseguir la reposición del incisivo.

Implante integrado en el hueso.

Muñón de zirconio sobre implante y corona de porcelana en el incisivo central izquierdo. Carilla de porcelana en el incisivo central derecho.