La boca, por ser la parte con más movilidad de la cara, es la que atrae la atención visual de las personas con las que conversamos. Por esta razón actúa como una tarjeta de visita que significa una avanzadilla de lo que somos o aparentamos. Así pues, una boca sana y con buen aspecto, transmite sensación de salud, fortaleza, vigor y simpatía. Esto hace que los tratamientos de estética dental hayan tenido un gran aumento de la demanda en los últimos años. Ello ha hecho a su vez que las técnicas y materiales hayan mejorado de manera notable.

En nuestra clínica podemos mejorar el aspecto de la sonrisa con las restauraciones de composite con gran cantidad de colores y opacidades que permiten igualar con precisión al diente natural. También se puede mejorar el aspecto, posición y color de los dientes con un tratamiento robusto y brillante como son las carillas de porcelana. Y cuando la indicación lo requiere, también con coronas.

Fractura del incisivo central izquierdo por traumatismo en una niña de nueve años.

Restauración con composite.

Además, en Clínica Pallarés disponemos del sistema CEREC 3. Una sofisticada tecnología CAD CAM que nos permite registrar la forma de los dientes sin necesidad de materiales de impresión ni la introducción de cubetas en la boca. Tan solo una pequeña cámara toma una imagen tridimensional del diente que es transferida al ordenador, en el cual se diseña el trabajo que inmediatamente es tallado por una unidad conectada por radiofrecuencia. De este modo, en una sola visita podemos diseñar, fabricar y fijar en la boca incrustaciones, coronas y carillas de porcelana sin metal.

Unidad CEREC 3 para la toma de impresiones digitales y el diseño asistido por ordenador de incrustaciones, carillas y coronas de porcelana sin metal.

Imagen del diseño de una corona de cerámica sin metal que es preparada, terminada y puesta en boca en una sola sesión.

Mejora del aspecto del frente anterior con carillas estéticas.